Icono del sitio Fernando Infante

Un mundo gobernado por psicópatas

psicopatas mundo orden mundial

Vivimos en un mundo salvaje, precario, injusto e insolidario. Todo ello causado por las estrategias de los poderes que diseñan las políticas económicas y sociales en el mundo. Esos poderes tienen nombres propios, unos más notables que otros, más difíciles de vislumbrar en algunos casos, pero al fin y al cabo, personas sin escrúpulos y sin un ápice de empatía. En este artículo intentaré profundizar sobre esta cuestión.

Qué es un psicópata

Se puede definir como psicópata a aquellas personas que carecen de empatía. Las personas son para ellos recursos o canales para conseguir sus objetivos, estos pueden ser emocionales y son la minoría de los casos. La mayoría de los casos de psicopatía los encontramos en personas que buscan obtención de riqueza, estatus, sexo o poder, por indicar algunas razones. Es una evidencia que, estas personas, muestran indiferencia hacia el sufrimiento humano o hacia la verdad cuando se trata de conseguir ascensos de poder o de estatus.

Encontramos psicópatas en el poder entre cirujanos, periodistas, directores de empresas, vendedores, sacerdotes, policías, abogados. Estas profesiones requieren de decisiones que sean frías, ajenas a los sentimientos, duras y objetivas. No nos podemos olvidar de un grupo muy concreto y que, por sus características, afectan a sociedades enteras o a grupos determinados de esa sociedad. Estos son los políticos, sobre todos los que están en posiciones altas. Su objetivo único, prácticamente, es el poder y esto les lleva a ser los psicópatas sociales por excelencia.

Casos de psicópatas en el poder

Corporatocracia

El perfil de las personas a cargo de las corporaciones tienen un perfil psicópata pudiéndose igualar a la de criminales convictos. Suelen ser narcisistas y maquiavélicos donde su satisfacción radica en su deseo por el poder y la dominación a través de las estructuras corporativas y políticas. Para ello no duda en manipular los medios de comunicación y apoderarse de ellos. Cuando los engaños, estafas y crímenes se conocen, se defienden con técnicas como la negación, el tiempo, la corrupción, el soborno y el medio, consiguen en la mayoría de los casos la impunidad.

Se entiende por corporatocracia el gobierno de las corporaciones. Esto es que un gobierno ha transferido su poder a grandes corporaciones. Ejemplos claros se dan en la privatizaciones de las empresas públicas, provocando que la regulación de la economía recaiga sobre manos privadas y teniendo una mayor influencia en las decisiones que se adopten. De este modo suplantan a las funciones del gobierno.

Es en esta transición desde la política a las corporaciones donde, imponentemente y reflejando una clara falta de moralidad, los políticos aceptan que las corporaciones tomen el mando. De este modo accederán a sus beneficios económicos en el futuro, obteniendo cargos representativos en sus empresas, lo que comúnmente se conoce como «puertas giratorias». Las consecuencias de estas conductas de los gobernantes son catastróficas para la sociedad, causando estragos en los derechos de la población, pobreza y deterioro de la democracia, por citar algunos de sus resultados.

Se da el caso en que, los grupos de presión corporativos o «comisiones de expertos», controlan las organizaciones fundamentales, como puede se la Comisión Europea. Allí se llegan a acuerdos comerciales que prescinden a las organizaciones de consumidores y ambientales y la sociedad civil. Sus consecuencias son que tienen vía libre para actuar de una manera irresponsable y delictiva con el beneplácito de esas instituciones. Bancos, laboratorios farmacéuticos, automoción, industria alimentaria, empresas energéticas, son algunas de las actividades con las que se manejan las corporaciones.

En la ONU también tienen su «despacho», se le llama «Acuerdo Global». Desde allí se moldean acuerdos como el TIP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) y el TTIP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) con una total falta de transparencia. Para ello se arman con leyes como la “Directiva de protección de secretos comerciales”, que le da poder para enjuiciar y criminalizar a denunciantes, periodistas y organizaciones de noticias que publican documentos internos filtrados.

El crimen corporativo no es realmente un crimen para las empresas. Quizá tampoco lo sea el crimen político para los políticos. Y probablemente no sea considerado así por la incapacidad de las personas que lo cometen de sentir culpa, remordimientos o empatía. (David White)

Por último indicar que, las principales corporaciones están gestionadas por familias. De ellas podemos destacar dos, los Rothschild y los Rockefeller, de las cuales escribo a continuación.

Como nos dominan los psicópatas en el poder

El modo de dominar el mundo es a través de esferas de poder y que se pueden definir en cuatro grandes grupos: empresarial, académico, político y religioso. Asimismo, dentro de esos ámbitos de poder, existen personas que los manejan como pueden ser los Rothschild o los Rockefeller.

La familia Rothschild es una dinastía de origen judeoalemana. En torno a 1760 se dedicaron al negocio bancario. Estos crearon una red de negocios, principalmente financieros, en Viena, Londres, París y Fráncfort . Controla el dinero del Banco Mundial. La familia Rockefeller hacen su fortuna principalmente a través del petróleo y los bancos. Ya en los tiempos actuales hacen su incursión en la política.

La Reserva Federal es el banco central de los EEUU. Sus dueños son los Rothschilds de Londres y Berlín, Lazard de Paris, Israel Moses Seif de Italia, los Kuhn, Loeb y Warburg de Alemania y las familias Lehman, Goldman, Sachs y Rockefeller de Nueva York. Estas son algunas de sus particularidades:

Existen unos clubes exclusivos donde se reúnen estos psicópatas del poder como son:

Un peligro para la humanidad

Estar en manos de este tipo de personajes es un gran peligro, ya que como se ha descrito, tan solo les mueven sus turbios intereses y no se frenan ante nada. Fijan sus objetivos y no tienen medida al aplicar sus sistemas para hacerlos efectivos.

Lo podemos observar en temas como el cambio climático, la pobreza en países subdesarrollados, guerras y conflictos con millones de víctimas y una infinidad de catástrofes que no hacen más que afianzar lo dicho, que son psicópatas en el poder.

Fernando Infante

Fuentes de información

Psicópatas y estructuras de Poder
Deep Politics. Miguel Angel Ruiz
Psicópatas, políticos, corporaciones, control social e impunidad
Ciencia sin Miedo. Jose A. Martínez. 10/12/2016
Sobre la psicopatía y el poder
The Freedom Articles. Caitlin Johnstone. 15/10/2019
Psicópatas en el poder
Geoengineering Watch. John de Nugent. 07/10/2014
El crimen de Estado de la desaparición forzada de la «democracia» colombiana rebasa las dramáticas cifras de las dictaduras del Cono Sur
Rebelión. Azalea Robles. 28/05/2011
El auge de la corporatocracia
Information Clearing House. Graham Vanbergen. 21/06/2016
Los ‘dueños del mundo’ y su entramado de poder al descubierto
RT. Yulia Nitchiporenko e Ivan Serbinov. 15/01/2017
Los verdaderos dueños del mundo
Barthestudios. 02/06/2016
¿Qué es el G7 y quiénes lo integran?
Antena 3. 24/08/2019

Total Page Visits: 10060 - Today Page Visits: 3
Spread the love
Salir de la versión móvil